Personajes

Exponentes: fuera del sistema

La fuerza más poderosa en el mundo de Epiphany son los personajes que interpretan los jugadores. Ellos están fuera del sistema, y el Gobierno les teme y les utiliza por igual. Les llama de muchas formas, pero son mejor conocidos como Exponentes.

Epiphany se comporta de una forma muy extraña en torno a estos Exponentes. Para empezar, el sistema no puede afectarles de forma directa: están “fuera” de su influencia. Los que sufren esta condición son, paradójicamente, dueños de sus propias emociones. Por alguna extraña razón, Epiphany no decide nada sobre sus emociones, ni consumen dinero por sentir.

Sin embargo, esto mismo los marca como elementos extraños para la sociedad. Dado que el resto de personas sí son afectadas por Epiphany, cuando estos individuos reprimidos andan cerca, el sistema empieza a confundirse. Algo misterioso sucede, pero cuanta más interacción con el mundo tienen estos Exponentes, más cosas comienzan a ir mal. La gente a su alrededor -incluso sus seres más queridos- comienza a sufrir emociones extrañas, incoherentes, como si Epiphany se confundiese. Como resultado, comportamientos muy raros pueden desencadenarse sólo por la mera presencia de un Exponente.

La Epifanía

Los Exponentes están convencidos de que, todos y cada uno de ellos, ha pasado por algún momento de autodescubrimiento profundo. Algo que los hizo despertar de su aletargamiento como parte de la masa y reconocerse a sí mismo como individuo. Algunos llaman a este proceso la epifanía.

Y si tener una epifanía es una forma de “salir” de Epiphany, entonces la forma de combatir al sistema es clara: los Exponentes deben despertar a más personas. Deben conmoverles, intentar sobrecoger sus corazones e impresionarles para que piensen por sí mismos, para que reclamen su propia identidad y se independicen del sistema. Y la forma más eficaz de hacer esto es… el arte.

Esto ha derivado en que muchos Exponentes realicen actos de “terrorismo artístico”, siendo considerados por el gobierno auténticos actos criminales en contra de la sociedad, y los persigue por ello. Pero los Exponentes, pese a estar en seria desventaja, no están del todo indefensos…

Prodigios

Los poderes que los Exponentes pueden llevar a cabo son, como la propia Epiphany, portentos inexplicables por las leyes conocidas de la naturaleza, dignos de ser llamados “Prodigios”. Debido a su relación especial, independiente y a la vez muy peculiar con el sistema Epiphany, los personajes  Exponentes pueden realizar proezas como caminar en el aire, alterar los recuerdos de una persona o manipular la tecnología como si “hablase” con ella. Pero todo tiene un precio: cuanto más usen sus poderes, con más virulencia les rechazará el sistema.

El Gobierno, aunque persigue con extremo celo a estos individuos, no es ajeno a lo útil que resulta su increíble potencial. Por ello, la responsabilidad de cazarlos corre a cargo del cuerpo de inteligencia gubernamental, conocidos popularmente como “Búhos” por su aparente capacidad de infiltrarse en todos los estratos de la sociedad.

Habitualmente, los Búhos son los antagonistas más temidos por los personajes: están por todos lados, les investigan, y cuando les tienen acorralados, les cazan sin piedad. Pero no acaba ahí, esta organización tolera, como excepción y bajo estricta confidencialidad, a personajes Exponentes capaces de explotar las capacidades de Epiphany. Debido a esto, los jugadores pueden descubrir la atractiva posibilidad de encarnar a un Búho y vivir la situación inversa: infiltrarse en la sociedad a la caza y captura de individuos sospechosos que pudiesen suponer un peligro para el sistema, y los riesgos que ello conlleva.

 

Facciones

El mundo de Epiphany es complejo, y permite muchos más puntos de vista que el mero “buenos contra malos”. Por ello, Epiphany te ofrece multitud de facciones, cada una con sus propias creencias, filosofías y puntos de vista sobre el mundo y el sistema Epiphany.

  • Los Rebeldes, que luchan contra el sistema a través de actos de terrorismo artístico para conseguir “despertar” a las masas de ciudadanos.
  • Los Búhos, que se infiltran, vigilan y persiguen a individuos sospechosos de destruir el estado de bienestar de un mundo en pleno auge y crecimiento donde todos pueden ser felices por primera vez en la Historia.
  • Los Guerrilla, que tienen una guerra declarada contra el gobierno y su dictadura centralista, y los enfrentan abiertamente reuniendo soldados, armamento y luchando por los puntos estratégicos de recursos que le quedan al planeta.
  • Las Q, una misteriosa comunidad de individuos que viven conectados en la red, compartiendo sus mentes a la vez que miman su propia personalidad, únicas en sí y para las demás.