El mundo de Epiphany

Epiphany transcurre en el año 2107 de un futuro paralelo. La civilización, tras unos siglos de caos y hecatombes que devastaron una gran parte del planeta, acabó siendo dominada por un único y centralizado organismo de gobierno conocido como el Gobierno del Entorno Global.

El Gobierno del Entorno Global ha aglutinado a la población en gigantescas mega urbes que son controladas con eficacia y alto grado de sofisticación bajo su férreo control de todos los aspectos de la vida de los ciudadanos. Este control sólo es posible gracias al sistema Epiphany, dueño de las emociones de los ciudadanos, y acogido por la sociedad con los brazos abiertos. Epiphany decide, en lugar del ciudadano, las emociones que éste debe sentir en cada momento, cobrándoles una cantidad de dinero proporcional a la calidad de lo que siente.

Epiphany no es un ordenador

Epiphany, el sistema que sustenta la sociedad y hace posible un entorno global “perfecto”, es un fenómeno que trasciende las barreras de la electrónica, pues nadie sabe si tiene un soporte físico o no. No es una máquina, no es una inteligencia artificial, no es un ser vivo ni consciente ni son datos que se almacenen en ningún lado.

Definir exactamente qué es Epiphany es complicado, pero lo cierto es que la gente ya no puede prescindir de Epiphany para sentir. Por ello, cada persona piensa en Epiphany como una parte de sí misma, de su identidad, y está convencida de que perder Epiphany sería como perder su propia alma.

Lo cierto, y lo único que es fácilmente comprobable, es que cada vez que algo ocurre en la vida de una persona, su cerebro ya no es el encargado de decidir qué emoción sentirá. Es Epiphany quien decide lo que la persona debe experimentar en función de sus necesidades y del dinero de que ésta dispone.

Así, la sociedad trabaja, vive, sueña, y reciben el mensaje de que son felices, mientras Epiphany les provee de las emociones básicas para poder ser ellos mismos sin pasar por el tedioso y errático proceso de aprendizaje y maduración individual… si tienen dinero, por supuesto.

Jugadores nuevos

Si nunca has jugado al rol pero te atrae la premisa, pásate por nuestra Guía de Introducción al Rol donde te contaremos cómo puedes comenzar junto a tus amigos.